Tener el control

10 08 2010

Le tranquilizaba tener el control. Incluso antes de la enfermedad, en el cajón de la cómoda nunca habían faltado preservativos y tranquilizantes. Por si acaso, siempre por si acaso. Hubo un tiempo en que los anticonceptivos ganaban por goleada a las pastillas, ahora estaban todos empatados a doce. Intuía, resignado pero tampoco abatido, que no habría necesidad de comprar más condones, una docena sería suficiente para acabar sus días. Después pensó que no quería morirse desperdiciando nada y se dijo que la noche que gastara el último se tragaría la tableta de medicamentos entera. Le tranquilizaba tener el control y, además, qué coño, era un rata.

About these ads

Acciones

Information

One response

11 08 2010
Mameluco

Tener el control es más difícil que hacer la cuadratura del círculo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: