Votaciones Sexto Microrrelato (1ª tanda)

4 07 2007

Hola a todos,

en primer lugar quería dar las gracias a todos los participantes y la bienvenida a todos aquellos que han mandado sus relatos por primera vez (que han sido bastantes).

Como siempre, os recuerdo las normas: puedes repartir 2 puntos entre tus dos relatos favoritos (1 para cada uno) u obsequiar con los 2 puntos al relato que más te haya gustado.

Sin más dilación, quí van los primeros diez microcuentos de los 30 presentados.

1 Croc

Como cada día, se levantó por el lado derecho de la cama. Desayunó la misma cantidad de cereales y leche de siempre. Se vistió la misma ropa que había estado llevando los últimos años, y se ató los zapatos para que los cordones quedaran iguales entre sí.

Iba a salir por la puerta cuando se dió cuenta. Su típico bombín inglés estaba colgado en la percha. Tras vacilar unos segundos, volvió sobre sus pasos. Se puso su sombrero y se lo encajó en la cabeza para que el viento no se lo llevara. Abrió la ventana y saltó.

Nunca superó la muerte de su mujer, la que desde que vivían juntos le recordaba que cogiera su bombín antes de salir de casa. Trastorno obsesivo compulsivo dijeron los periódicos.

2 Makkkafu

De momento no tengo nombre soy una idea en la mente de un escritor, tan minúsculo como una pepita de sésamo, no se me atribuye cualidad alguna.

Soy una palabra aún sin pronunciar en alguna parte de un cerebro, estoy rodeado de los impulsos eléctricos de las neuronas, sé que mi viaje es largo y complicado, de momento estoy en algún pliegue del cerebro, llegaré hasta la mano del escritor y entonces ya me nombrará.

Puede que llegue a ser una bola en un árbol de navidad en la que se refleje la mirada de un niño o puede que mi destino sea ser un pedazo de mierda que salga en la defecación de una parturienta, ahora bien, si me dan a elegir prefiero ser el bastón de Chaplín o el sombrero atado al ojal del abrigo de Molloy.

FIN FINITO

3 Blanca

Hacía años que no pisaba aquella casa. Siempre había presumido de haberse independizado a los 20, pero lo cierto es que la nostalgia se había acomodado en su interior desde el primer día.

No podía creerse que fueran a vender la finca, y sacar sus cosas de ella le parecía un suplicio. Abrió el altillo y vio la caja, grande y redonda. Era el antiguo sombrerero de su abuela, ¿qué hacía allí? Lo abrió emocionada, esperando encontrar algún tocado o sombrero de época; pero lo que vio fueron papeles: cartas amarillentas y con un olor mareante.

Abrió la primera; era de cuando la guerra, de su abuelo. Aquello era una historia de amor en fascículos. Se sentó en la banqueta y se olvidó del mundo. De pronto, el olor no la molestaba

4 juanlu

De fantasmas y bodas

Debo confesarle que nunca creí en fantasmas hasta entonces. Pero no me negará usted que no hay otra explicación posible para lo que allí sucedió. Todos esperábamos encontrar un perro o un gato o algún conejo de los que no escasean por la zona. Por eso, cuando en pleno baile nupcial apareció por la puerta un sombrero desplazándose a ras de suelo, que se situó junto a la novia y parecía bailar con ella, alguien, quizá el mismo novio, se agachó y lo recogió por resolver el misterio. Mas no fue perro, gato o conejo lo encontrado allá abajo, sino unos zapatos. Unos viejos zapatos pertenecientes, según juraron algunos, al anterior novio, un infeliz que acabó con los pies colgando de un árbol a no más de tres millas de allí.

5 marmota

Se puso su vestido negro, los zapatos de tacón y el sombrero que ocultaba a medias el elaborado maquillaje y se dirigió al cementerio. Entró en la sala y, desde el último banco, fingió escuchar las palabras del cura. Nadie sabía quién era la elegante mujer que parecía ocultar los secretos de un hombre que, según creían, siempre había tenido una vida anodina.

La viuda no pudo decirle nada. Tras la ceremonia, la desconocida rompió en llanto y escapó corriendo. Al llegar al coche, se secó las lágrimas, se quitó el sombrero y se marchó. Ya no recordaba cuándo había empezado a colarse en funerales ajenos y a llorar a personas a las que nunca había conocido, pero tenía claro que aún no había dejado de divertirle.

6 Treiral_


Su abuelo era un amante de la vieja escuela. En sus ratos libres, durante más de 30 años, se había dedicado a enterrar tesoros. Usaba sus sombreros como mapa. A menudo eran necesarios varios de sus sombreros para componer el mapa completo, y a veces daba la impresión de que faltaban algunos. De esta manera había llegado a tener una colección de más de 80 sombreros distintos.
Hacía años que no se sabía nada de él, por eso cogimos sus sombreros sin miedo a represalias y mis amigos y yo nos fuimos a las afueras a buscar esos tesoros. Pero cuando desenterramos el maletín y lo abrimos, ¡Por el amor de Dios agente, dígame que hará quemar todos esos malditos sombreros! ¡Sea lo que sea lo que salió de ahí los devoró a todos!

7 lalalá…

cada noche la veía en la misma calle del centro, con la misma postura contra la pared, con la misma belleza que me volvía loco.
cada noche me imaginaba una manera distinta de conocerla: pedirle fuego, preguntarle la hora, soltarle un piropo, chocarme con ella…
quitándome el sombrero y ofreciéndole un par de billetes conseguiría más, pero cada noche me colocaba en la acera de enfrente y observaba cómo ella se iba con uno diferente, para luego volver cada mañana a la misma calle del centro, con la misma postura contra la pared, con la misma belleza que me volvía loco

8 larifú

Cuando La Vieja cayó enferma el pueblo se llenó de murmullos.

Son viruelas
Son los demonios que se la comen por dentro
Son los años

La Vieja había augurado con acierto épocas de bonanza y escasez, alumbramientos y hasta una guerra. ¿Por qué no había previsto su mal a tiempo para ponerle remedio ? Un reguero de gente acudía a su casa a cualquier hora. Las mujeres rezaban sin fe alguna y los hombres posaban sus sombreros en el pecho en señal de respeto.

La vida en el pueblo ralentizó aún más su paso, igual que el corazón de La Vieja, que se dejaba morir en silencio. Moría de pena, de soledad, de tristeza, de monotonía, de aburrimiento. Los demonios de La Vieja no son rojos ni calientes pero igualmente le atacaban sin piedad

9 Raskólnikov

La vi venir por la acera. Caminaba de forma desganada. Me di cuenta enseguida de lo cambiada que estaba. No era ni sombra de lo que recordaba, ni asomo de lo que fue. La vida no la había tratado bien. Como en un rebobinado de película se sucedieron en mi cabeza las imágenes del pasado. Fueron más sombras que luces las que desfilaron en tropel.
Ella también me vio, intentó retroceder pero no pudo, pretendió hacerse la despistada pero no lo consiguió, al llegar a mi altura esbozó una sonrisa que más perecía una mueca.
Mi mano se dirigió de forma automática al sombrero, lo levanté levemente y exclamé:
¡ Señora!
Tanto ella como yo sabíamos que la única palabra que la había dirigido en más de cinco años era mentira.

10 Mameluco

El hijo miraba al padre. El padre miraba para otro lado, y la madre miraba a los dos.
El padre pensaba que su hijo era un mamarracho. El hijo pensaba que su padre, un mandón, y la madre no pensaba, sufría.
La madre sollozaba como un perrito. El padre apretaba los dientes y el hijo estrangulaba el cojín.
El amor salía por la ventana. Las calabazas entraron en las notas y el sufrimiento venía de serie.
El amor se quedó atrapado en la mosquitera, las calabazas se reducían con el tiempo, y la calma tras la tormenta vino con olor a melón de postre.

El padre preguntó al hijo, con una sonrisa disfrazada de reproche, qué para que tenía la cabeza.
Para ponerme el sombrero, supongo – contestó, enmascarando su humillación en sonrisa-


Acciones

Information

16 responses

4 07 2007
Mun Light Doll

Croc: 1 punto
Mameluco: 1 punto

Al resto: 1 beso

4 07 2007
Croc

5. Marmota: 1 punto
6. Treiral_: 1 punto

1 saludo a todos

4 07 2007
marmota

7. lalala: 1 punto
9. Raskólnikov: 1 punto

4 07 2007
Treiral_

1. Croc: 1 punto
5. Marmota: 1 punto

Ha sido duro decidirme :_

5 07 2007
Xavivi

1. Croc: 1 punto.
2. Makkkafu: 1 punto.

5 07 2007
Mameluco

6 Treiral_ : 2 puntos

5 07 2007
serjuzu

Marmota 2 points

5 07 2007
Makkkafu

Larifú –> 1 punto

Mameluco –> 1 punto.

5 07 2007
alex

marmota 2 puntos

5 07 2007
walkinginthemoon

9 ) Raskólnikov -> 1punto (“…intentó retroceder pero no pudo…”)

8 ) Larifú -> 1 punto (“…Son viruelas…” y sus demonios)

besus a todus

5 07 2007
guizmo

Marmota: 1 punto
Lalalá: 1 punto

5 07 2007
Alfredo

Marmota = 2 Puntos

6 07 2007
Blanca

Marmota= 2 puntos

Ya lo dije. me quedé fascinada

10 07 2007
juanlu

5) Marmota = 1 punto
6) Treiral = 1punto

10 07 2007
La niña de los ojos tristes

1 para marmota
1 para treiral

11 07 2007
καfκą

Marmota:1 punto
la,la,la: 1 punto




A %d blogueros les gusta esto: