Masocamor

26 01 2008

Dios, menuda tarde de youtubes me estoy metiendo. He acabado buscando una canción que yo escuchaba cuando tenía doce años y aún no estaba enamorada de ningún chico pero sí de la idea del amor. Soy una romántica empedernida, y espero en que sea la única cosa en mi vida en la que siga creyendo a pesar de que las decepciones y las frustraciones están a la orden del día (en general, I mean).

Recuerdo que después de comer me encerraba en la salita con un disco recopilaciones de canciones italianas que tenía mi madre. Una de mis favoritas era una de Umberto Tozzi y me ponía a cantar (porque estaba en castellano) y me emocionaba un montón, me daba un subidón de alguna hormona porque volvía al colegio en estado de shock, esperando que algún chico me conquistara con palabras inteligentes y se diera cuenta de una puta vez de que yo era la chica más especial del mundo.

Tengo un amigo que se queja de que mi visión del amor es todo sufrimiento, y la verdad es que, para qué voy a negarlo, me encanta el melodrama. No hay nada más aburrido que una relación estable, y a la vez es algo a lo que que todo (o casi todo) el mundo aspira. Me encantan las reconciliaciones, los cabreos, la sensación de pensar que el mundo se te viene encima y, de repente, descubrir que no, que todo puede volver a ser perfecto y maravilloso y que estás enamorada y que te estás besando a la vez que lloras. Obviamente, esto no puedes tenerlo todos los meses porque no te permitiría hacer nada más con tu vida y porque, joder, qué estrés. ¿Masoca? No, pero una pareja en la que no hay nada de miedo a perder al otro es como jugar a una lotería en la que has comprado todos los cupones: no hay riesgo, no hay emoción y encima te arruinas.

La canción de la que hablo resume toda la pasión que encierra una bronca… y aunque los más fríos dirán que Umberto Tozzi sólo quería tirarse a la joven que plancha cantando a mí me gusta pensar que más bien él no puede hacer otra cosa. Seguramente la ha cagado pero está enamorado y, en ese estado, las cosas se perdonan con más facilidad. Atención que aquí llega mi tesis del día: si dos personas que se quieren no se hacen daño entonces tampoco se pueden perdonar, y perdonar a alguien es una muestra bastante potente de amor. No digo que no puedas quererte sin hacerte daño… pero perdonar es una manera muy poderosa de querer (aquí estoy rayando en el cristianismo).

No sé, es un poco bestia lo que estoy diciendo porque por una parte, si quieres a alguien no te gustaría hacerle daño… pero a la vez, cagarla hace que los dos (tú y tu pareja) seáis más conscientes de la naturaleza imperfecta del que la ha cagado. Esto puede resentir la confianza de la pareja, pero también puede hacer que los dos se conozcan mejor. Valoro mucho la sinceridad, y prefiero que se arrepientan de algo y lo compartan conmigo a que me humillen sin que yo lo sepa.

No sé muy bien a qué viene este post.
PD: luego me pondrán los cuernos y encima tendré que agradecerlo…

Y ahora, la canción de marras.


Acciones

Information

20 responses

26 01 2008
Le-ti-ssier

Películas de miedo, picante, acid-jazz… el sadomasiquismo se expresa en nuestra sociedad de multiples maneras, algunas de ellas aparentemente inocentes. Perdemos el tiempo. Deberíamos de estar todo el día comiendo flores. Los hippies son los únicos que tienen razón.
El amor es un infierno. Es como la acidez de estómago, o declarar a hacienda, si se puede evitar, mucho mejor. Mi visión antiromántica ha sido ampliamente criticada. No somos libres. Cada día recibimos una media de tres mil impactos que hacen a nuestro cerebro vago: el bien y el mal, el amor y el sexo, el negro y el blanco. El gris nunca vende. Para mí no existe algo así como el amor, en el sentido estandarizado. Es una broma, la mayor tomadura de pelo del siglo XX junto con milii vanili y la cocaína. Hay un sentimiento maravilloso no obstante, muy poco cinematográfico, y al que no se llega sólo a través de la erección, que cuesta cierto trabajo desarrollar y que requiere de cierto talante. Ese momento en el que consigues concentrarte sólamente en tu respiración y te das cuenta de que cada átomo de este universo merece ser amado incondicionalmente. Cierras los ojos, llevas gentilmente el aire a tus pulmones y al exhalar sólo estás convencido de una cosa: no hay enemigos.

26 01 2008
Blanca

Esa canción es la leche y el sudor del tío… mmmm

Cómo se nota que estamos de exámenes, chati. Vaya pedasho de reflexión que nos has hecho; con el culo al aire te he visto.

Yo creo que si quieres a alguien no le haces daño, claro que siempre se puede cagar de alguna manera… Por eso comparto tu teoría según el nivel de cagada. Si es una metedura de pata que se soluciona con una disculpa sincera, me parece perfecto. Y sí, quien la haya cagado valorará más a la otra persona, y quien haya recibido las disculpas se dará cuenta del poder que tienen sobre ella….
Ahora, si es daño de verdad… poquito amor, amiga.

Yo creo que sobre este asunto no se puede generalizar mucho. Porque cada uno tiene una idea del perdón y un límite de paciencia. A mí no se me puede torear mucho, por ejemplo, que me pongo histérica; pero conozco cada mártir por amor… A mí es que eso no me va, aunque sí es cierto que prefiero luchar para conseguir el camino de rosas (si está un pelín difícil, mejor; así que tb soy un poco masoca, como todas, supongo).

Me ha gustado este post reflexivo. Ya me dirás que piensa el interesado.

PD: no se ha entendido nada de lo que he escrito, no???

26 01 2008
Ana

Blanky: ¿El interesado? No, no va por nadie en particular. Son simples reflexiones. A veces te das cuenta de que alguien te ha hecho daño y descubres que no tienes la capacidad de amor suficiente como para perdonarle de corazon (al final simplemente consigues no darle demasiada importancia y pasar del tema, pero eso no quiere decir que le hayas perdonado). Ahí se acaba el amor. Es justo eso, solo que al exponerlo me ha quedado un poco negativo. El amor sigue ahí cuando puedes tomar ese camino difícil y que tu prioridad siga siendo esa pareja, con sus defectos, pero decidas que te merece más la pena.

Es más bien una reflexión al contrario.

Te he entendido perfectamente, por cierto😀

26 01 2008
Mameluco

Y bien, después de leer tu post y sufrir por comparaciones odiosas que me atañen demasiado solo digo que a lo mejor vale para alguna gente. Otra sencillamente no estamos armados para eso. Yo no quiero problemas, y menos de pareja. Y lo digo porque los he tenido, y muchos. Junta el fuego y la estopa, llega el diablo y sopla. Y por eso, como dice la canción de La Casa Azul, prefiero no. Prefiero no tener pareja, para no tener ni que reconciliarme con nadie. Yo no quiero reconciliarme, porque mi armadura esta abollada, tiene grietas y la carne esta lacerada. Y hago falso la cantiga de Alfonso X el Sabio de más vale plazer con dolores que estar sin amores, porque prefiero ser un miserable infeliz más solo que la una, en mi cubil lleno de botellas de plástico y papeles. Mis ojos se humedecen un poquito al escribir esto, porque entre tanta hiel y tanto sufrimiento estratificado hay pequeñas gemas de lo que alguna vez fue el amor. El amor como dices lo perdona todo, pero no somos seres perfectos, porque no somos peces, sino personitas, que por poco que sintamos dejamos muescas en nuestras culatas. Los subterfugios que se puede buscar uno para engañar a alguien con quien estás son muchos, Ana, pero si lo quieres de verdad, solo está el de la debilidad humana, el de la carne, el del picor. O el de la traición. Porque la traición, como todo, es atrayente, humana y llena de maquiavélico glamour…

Pero como siempre digo que cada cual haga de su capa un sayo, porque soy así de ranciujo.
🙂

Mis antepasados son mejores que yo ¿verdad? jejejjee

27 01 2008
LoveSick

Se puede disfrutar del amor y del melodrama, no son (demasiado) incompatibles. Tal vez el mundo en que vivimos nos empuje a exagerar nuestros sentimientos interiores porque en el fondo pocas de las cosas que vivimos son verdaderamente auténticas.

27 01 2008
Dani

Uhm… no se… como la lotería… y si no tuvieras todos los números y tras uno de los sorteos lo perdieras todo?

Hay juegos arriesgados que no se yo si sabría jugar😛 Di que también me suele gustar ganar a todo O:-)

27 01 2008
HombreRevenido

No es mala la reflexión (ahora estoy pensando con una mano en la barbilla y otra rascádome la cabeza). Evidentemente el amor es una forma de agigantar las virtudes de una persona en comparación con las demás. Una decepción pone las cosas en su sitio. Superarlo es una prueba más del amor, o quizás a partir de allí todo es otra cosa y deja de ser amor para siempre. Es algo más real, algo mejor.
No sé. Es raro.

Completamente de acuerdo en que la sinceridad es un valor clave. Pese a quien le pese. Es un rasgo de lealtad imprescindible.
Y a mí me gusta sentir, sin anestesias, aunque duela.

La canción es regulera, pero oye, cada cual…

27 01 2008
Desesperada

mira, no te rayes: hago igual que tú, busco melodramas por todas partes. debe ser un defecto de carácter jajajajaja. cuando estoy triste pongo canciones horrorosamente tristes para llorar a mis anchas, y cuando estoy feliz, canciones horrorosamente horteras para bailar a mis anchas. la vida, para las maximalistas, es asombrosa jajajajajaja. un bico, reina!

28 01 2008
larifú

jo,el post de Le-ti-ssier es brutal

desde que un profesor acusó a toda mi clase (y por ende generación) de besar(y por ende todo lo demás) como en las pelis, no veo las cosas del amor como antes. en el cine el amor es una cosa taaaan tremendista que no sé hasta qué punto influye en mi modo de llevarlo a cabo, y eso da mucho que pensar.

el amor es subjetivo, mi punto de vista es:broncas NO,buen rollo.

28 01 2008
Tou

Es cierto que nadie percibe el amor ahora como cuando tenia 13 o 15 años, ni mucho menos la idea que tenemos de formar pareja o ser pareja. También estoy convencido de que la idea que tenemos ahora, o creemos tener ahora será bien distinta de la que tendríamos en unos cuantos años. En realidad, tampoco es necesario referirse a intervalos tan grandes de tiempo para darse cuenta de que nuestra idea del amor evoluciona constanmente, influye todo: nuestras experiencias, nuestras circunstancias, nuestro entorno… El amor, como casi todo en este mundo, es un proceso cíclico : llega , se queda y se va. Estas estapas pueden durar mas, o menos, el ciclo se puede repetir una y otra vez o no llegarse a dar nunca. Dependiendo en que “etapa” del amor nos encontremos y según como se viva, nuestra idea del amor puede ser una u otra.
El amor no es ninguna desgracia, ni tampoco lo mas bonito de este mundo, este mundo es relativo y por tanto el amor también.

30 01 2008
Eme

¡No sabes lo de acuerdo que estoy…!

Eso de creer que la bronca de hoy va a ser la última (y sentirte, por consiguiente, superdesgraciada) tiene su aquel…

Saluditos, Ana

30 01 2008
DaBear

Eso k ni k, Siempre es necesario un poco de accion en el amor, jajaja

Saludos Ana !!

30 01 2008
juanlu

molan las montañas rusas emocionales… yo he creado una desde hace 10 años junto a marimar, y después de 3 ó 4 bajadas bestiales y sin frenos, aquí seguimos, perfeccionándola😉

y a pesar de ser persona solitaria, creo que no concibo vida sin amor de pareja

saludos,
juanlu

5 05 2008
antonio gómez

Vaya, entro aquí por primera vez, directamente enviado desde el blog de Adrián, y ya encuentro tema no sólo para escribir de ellos, sino para intentar explicar, de manera didáctica, como es lo mío, una de mis teorías preferidas sobre el amor, que es cosa que no sé si existe o no, pero que da hasta para hermosos poemas.
MI idea la escribí para la Revista de Occidente con el sugestivo título de “La realización del amor: teoría del primer pedo”, pero no me la publicaron, así que la resumiré aquí.
Según me dicen las tripas y otras vísceras, incluído el cerebro, en eso de los amorios y otras perversiones mentales, hay dos fases claramente definidas: el enamoramiento, que es esa etapa en la que haces el imbécil todo lo que puedes para que el otro/otra te acepte, intentando dar la mejor imágen que uno tiene de su mismo, y la parte contratante hace exactamente lo mismo. Es un juego de ficciones en el que cada uno se sale de la habitación en las que compartes sus expansiones amoroso-eróticas para ventosear a gusto.
La verdadera prueba, lo que acaba con esa etapa del enamoramiento y da inicio al amor, es el primer pedo (también llamados bufo, rebufo, explosión,
ventosidades o cuescos). Ese es el momento en el que los amantes se descubren a sí mismos, con sus virtudes, pero también con sus defectos y faltas, sus dientes careados, sus ronquidos, la facilidad para dejar abiertos los tubos de pasta dental y los olvidos al cerrar la nevera. Si rompen entonces, es que el amor es un sueño, y los sueños, sueños son. Si, pese a ello continúan, aceptando que las personas a las que amamos y que nos quieren no son perfectas, sino falibles. No sé, igual eso se parece al amor. Mientras dura.

salud
,

5 05 2008
Ana

Antonio Gómez: bienvenido al blog, me hace gracia que comentes en esta entrada. Que sepas que sobre amor aquí se ha discutido (en otros posts) largo y tendido (me mola el amor y sus teorías).

Que conste que tu teoría del primer pedo está bastante extendida (naturaleza del gas), creo que alguien lo comentó en el post ¿Sois novios? Sinceramente, yo pregunto: ¿es necesario? Recuerdo con pavor el instante en que el que por entonces era mi novio se fue la esquina del hotel y ante mi mirada atónita se zurró (several times). Te juro que algo se rompió en mi interior, y no creas que fue la aparición del amor. Fue la sensación de que la magia había acabado y créeme, no fue la cosa más agradable de mi vida. Así que desde aquí reivindico: está muy bien ser naturales, aceptarnos como somos y toda la pesca pero no hace falta ir tirándose pedos para demostrar tu amor. Yo los prefiero sin pedos debajo de la sábana, porque luego viene lo de no lavarse los dientes y después paso de ducharme porque estoy cansado y es que yo huelo así quiéreme-en-realidad-es-una-muestra-de-amor.

No es que sea la persona más fina del mundo pero hay cosas por las que no paso: estar en el sofá viendo una peli con mi pareja, rascarle cariñosamente la cabeza y de repente sentir un olor nauseabundo, silencioso y cretino… No, por dios, vete al pasillo, deja la carga y vuelve, que no cuesta tanto.

Firmado: futura solterona finolis.

6 05 2008
antonio gómez

Bienahallada, Ana. Encontré esto y eso del masoquismo amoroso me pareció interesante, y comosiempre, no se me ocurrió otra manera que tratarlo con una cierta ironía, no exenta de provocación, lo reconozco, pero es que ya sabes lo de la condición del escorpión.
En cualquier caso yo también las/los prefiero sin pedos. No por nada, sino porque si me siento atacado tiendo a protegerme con las mismas armas, y bastante ruido y polución hay ya en el mundo.
Ahora bien, lo que si quiero (y esto lo digo en serio) es reivindicar como propia la teoría, pues hace muchos años que me acompaña y no quisiera comprobar ahora que me ha sido infiel con otro.
Hablando en serio. El amor es una cosa complicada y contradictoria que sólo se puede mantener en el respeto de las deficiencias y debilidades del otro. cuando las diferencias son excesivas, como con lo de bajar o no la tapa del inodoro, mejor separarse, pero entretanto es un permanente ejercicio mútuo de comprensión.
Y lo dejo, que me voy a poner romántico y no me gusta. Mejor volvemos al principio y te dejo aquí esta oda poética de hondo significado humanos: Tacho el nombre del dedicando, porque es alguien realmente existente en la misma realidad

PARIDAS SOBRE PEDOS EN HONOR DE
… …, ARTISTA PEDOMANO Y CASILLANO DE PRO

Abran narices y oídos
los lectores de estos versos,
no me propongo atufarles
pero aquí se habla de pedos,
perfumes de confianza
y aliento de pudridero,
los ajenos nos dan asco,
los propios no los olemos.
Hay pedos catedralicios
que al olerlos da embeleso,
pedos de calvo y de artista,
de hombre bajito o grueso.
Hay pedos de oficinista
y pedos de camionero,
de profesor de francés
y de emigrante con miedo,
que a la hora de peerse
cantan igual mudo y ciego,
el currito y el burgués,
el maestro y el armero.
Ventosidades de alcalde
y también de pregonero,
de ministro sin cartera,
aunque estos se llamen cuescos.
Pedos de cura o de monja
que huelen a cal y a incienso,
y los hay de policía,
que al escucharlos dan miedo.
El ruido es sólo principio,
es la explosión, es el trueno,
que anuncia con sus redobles
el olor que vendrá luego.
Olor de vientre podrido,
de cagarrón no resuelto,
que entra por la nariz
y se instala en el cerebro.
Suenen o no ¡qué más da!
qué importa cual los llamemos:
bufo, rebufo, explosión,
ventosidades o cuescos.
olorosos lo son todos,
los sonoros y los quedos.

Ya lo dijo Salomón:
un pedo siempre es un pedo.
Pero los mejores son
los de mi amigo Romero:
qué lindo canta el morocho,
la lástima es el aliento.

6 05 2008
Jose Chupa

Pues ya que estamos, parafraseando a Garcinuño, el pobre hombre-planta agostado en un bancal en la película “Amanece, que no es poco”, os vais a casa y leéis “Gracias y desgracias del ojo (del mismo)”, de Don Francisco de Quevedo (llamado Juan Lamas, el del Camisón Cagado).

6 05 2008
Jose Chupa

antonio gómez:
Lo siento, pero después de postear, me ha dado por leer un poco y veo que la teoría del pedo tiene bastantes años, lo cual no significa que no se te pueda ocurrir independientemente. Y es que en un tema tan antiguo es difícil innovar sin que lo haya hecho alguien antes. Son ya muchos años de Historia, y hay tanta gente…

Y es probable que llega a tanto el valor de un pedo, que es prueba de amor; pues hasta que dos se han peído en la cama, no tengo por acertado el amancebamiento; tambien declara amistad, pues los señores no cagan ni se peen, sino delante de los de casa y amigos. Y un portugués preguntado cuál era la parte principal del cuerpo dijo que el culo, que se asentaba primero que nadie y aunque fuese delante del rey.

6 05 2008
antonio gómez

Pues qué quieres que te diga, amigo Chupa, que te agradezco la corrección, porque ahora, además, podré tirarme el pedo de que la teoría es del mismísimo Quevedo, que como peso de autoridad es mucho mayor que el mío. En cualquier caso, podría poner la mano en el fuego al asegurar que no recuerdo haber leído ese trabajo concreto de Quevedo antes de discutir el asunto y vacilar con lo de la teoría (recuerdo perfectamente cuándo, dónde, por qué y con quén), aunque seguramente me quemaría, pues la memoria nos gasta constantes jugaretas y tampoco puedo decir honestamente que no lo conociera, sólo que no soy consciente de haberlo conocido. no es nada raro: desde hace años vengo dándole vueltas a una foto de un acto en el que indudablemente participé, proque me vi en una foto que así lo demostraba, pero por mucho que he pensado no consigo recordarlo ni lo más mínimo.
En fin, salud y si te interesa o te hace gracia ese elemento trangresor que en la literatura satíria supone la escatología, y en concreto los pedos, te recomiendo encarecidamente un libro del poeta canario Julio Fajardo, titulado “Diccionario en ciclo pédico”, que contiene medio centenar de poemas dedicados al tema que son no sólo un prodigio de ingenio y agudeza, sino un juego poético de primer órden con un manejo perfecto de recuperación y utilización del verso clásico. Supongo que será complicado de encontrar, porque lo editó el Cabildo de Tenerife, creo, pero internet es unam aravilla, ya se sabe.
Ana, no te preocupes, te prometo no volver a ponerme escatológico, e incluso, comentar en serio tu “post” (¿se dice así?).
Salud

6 05 2008
Jose Chupa

No, si yo no quiero corregir a nadie. Es sólo que, al ser un tema sobre el que yo he pensado también mucho, ha dado la casualidad de que conocía esa obra. Más que corregir, mi intención era compartir conocimientos. La de teorías chorras que se me habrán ocurrido… casi tantas como las que habré olvidado. Y seguro que todas se le habían ocurrido a alguien, al menos una vez. Y es posible que ése alguien tampoco fuera el primero… Lo que importa es que una vez que tienes la idea, no des con ningún cabroncete que te la chafe diciendo que ya lo había oído😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: